Cómo Escoger un Diamante. ¿Qué buscar y qué saber?

Cómo Escoger un Diamante. ¿Qué buscar y qué saber?

Cada diamante es único. Sin embargo, no es menos cierto que todos ellos poseen ciertas características comunes que permiten determinar su calidad y valor de una forma concreta. Estos rasgos, cuantificados y estimados de forma estándar en todo el mundo, reciben popularmente en inglés el sobrenombre de las «cuatro ces», por sus iniciales en ese idioma, y son carat, clarity, cut y colour. O lo que es lo mismo, el peso, la pureza, la talla y el color.

El quilate, la unidad de masa empleada fundamentalmente en la medición del peso de gemas y perlas cuya abreviatura es ct., es la que se emplea con los diamantes y se expresa con una cifra entera y dos decimales. Un quilate equivale aproximadamente a 0,2 gramos y, cuando hablamos de precio, importa mucho si estamos hablando de quilates por pieza o en conjunto. Y ponemos un ejemplo: es más caro un diamante de 1 quilate que diez diamantes con 0,1 quilates cada uno, aunque pesen todos juntos lo mismo. ¿La razón? De nuevo, la naturaleza, ya que es mucho más común encontrar piedras de tamaño pequeño que no de grande.

Pureza o ‘clarity’ de un diamante: la ausencia de inclusiones

El diamante perfecto sería aquel que fuese íntegramente diamante, sin la más mínima presencia de otro mineral o material, y no mostrase ni a la vista ni al microscopio o lupa desperfectos o marcas tanto en su exterior como en su interior. Pero encontrar diamantes con una pureza o clarity perfecta resulta prácticamente imposible, porque la naturaleza suele dejar su huella de uno u otro modo e incluso el manipulado joyero.

CUT

La más conocida es la talla brillante, la forma más clásica mediante la cual siempre son representados los diamantes y mediante la cual más se aprovechan sus cualidades y se magnifica el brillo o los destellos, pero existen otros cortes. Como el esmeralda, el oval, el corazón, el radiant, el princesa o el marquesa.

La clasificación de la talla de un diamante se reparte en tres grados, según la valoración conjunta de las proporciones que en esta medición entran en valoración, siendo VG o muy buena, G o buena y UN inusual.

Color

Cuanto más blanco o transparente es un diamante mayor es su valor. Y como ocurre con la pureza, encontrar el puramente transparente es cuasi una tarea imposible. Por ello las diferentes tipologías de claridad o trasparencia se clasifican en una amplia escala con numerosos grados. La misma fue establecida por el GIA, el Gemological Institute Of America, y ha sido aceptada internacionalmente. Emplea un sistema alfabético, dejando atrás la A, la B y la C, comenzando por la D y terminando en la Z.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *